Caricaturas de futbolistas famosos: Johan Cruyff

Caricaturas de famosos futbolistas: Cruyff

Caricatura rápida de Johan Cruyff, futbolista y entrenador

El mundo se ha vuelto a conmocionar por una muerte, en esta ocasión por la del mítico jugador y entrenador de fútbol holandés Johan Cruyff.

Cruyff ha sido uno de los mejores futbolistas de la historia y un entrenador carismático e influyente.

En el reciente clásico Barça-Real Madrid, jugado este sábado en el Camp Nou, se le hizo un homenaje así como en el partido del Ajax del domingo en el Amsterdam Arena . Estos fueron los dos clubes de su vida y su número de la camiseta, el 14, brilló con luz propia en camisetas, mosaicos y vídeos conmemorativos. El homenaje en el estadio del barça fue emotivo y logró reunir a 8 presidentes de la entidad, algunos de ellos históricamente enfrentados. Desgraciadamente para el club catalán, el homenaje no pudo coronarse con una victoria del que fuera equipo del holandés ya que el Real Madrid ganó el encuentro con un merecido 1-2.

La caricatura de Johan Cruyff es muy interesante. Destaca una nariz grande y ancha, los ojos hundidos, pequeños, azules y muy juntos. Una cara ancha también, una frente alta coronada por su inevitable flequillo y su no menos inevitable Chupa-Chups en la boca.

Hendrik Johannes Cruijff, nació en Ámsterdam el 25 de abril de 1947. Fichó por el Ajax y en éste club hizo de todo para ayudar económicamente a su familia tras la temprana muerte de su padre. Debutó como jugador profesional en 1964, siendo apenas un adolescente, y llegó a ganar 6 Ligas, 4 Copas, 3 Copas de Europa, 1 Copa Intercontinental y 1 Supercopa de Europa. El entrenador Rinus Michels tuvo una gran influencia sobre él y su concepto del fútbol le marcaría en su futuro como entrenador.

En 1973 ficha por el Fútbol Club Barcelona rebelándose así contra el Ajax, que estaba negociando su traspaso al Real Madrid. Cruyff sería el fichaje más caro de la historia hasta el momento y el más mediático en el club blaugrana desde Kubala. El club padecía una larga sequía de títulos y “el flaco” se convirtió en la gran esperanza para superarlo. La idolatría hacia Cruyff se convirtió en un auténtico fenómeno social. Algo parecido a lo que ocurre con Messi actualmente.

Hombre de carácter, se empeñó en llamar a su hijo (nacido en 1973) Jordi, aunque eso estaba prohibido por la dictadura franquista. Cruyff lo inscribió en los Países Bajos y se salió con la suya. Los catalanes siempre le agradecieron este gesto al margen de los éxitos deportivos.

Con Cruyff el Barça ganó el título de liga 1973-74 jugando al lado de compañeros como Sotil y Reixach. En 1974 infringió un duro castigo al eterno rival, el Real Madrid, con el ya mítico 0-5. Los aficionados culés no cabían en sí de gozo. También marcó su famoso gol de espuela por lo que se le empezó a conocer como el “holandés volador”. En la temporada 1977-1978 ganó la Copa del Rey y abandonó el club catalán.

Tras abandonar el Barça jugó en la liga estadounidense y recaló en el Levante UD en 1981. A los 34 años de edad, para sorpresa de todos, volvió a fichar por el Ajax, ganando 2 ligas y una copa en los dos años de su contrato. Y a los 37 años ficha por el gran rival del club, el Feyenoord de Rotterdam, ganando una liga y la copa en la misma temporada.

Con la selección nacional holandesa debutó en 1966, en la época en la que se la empezaría a conocer como la “naranja mecánica” por el color naranja de las camisetas y su juego implacable. Sin embargo no consiguió ganar ningún título con su selección y se originó un tremendo escándalo en su país al negarse a jugar el Mundial de 1978 disputado en Argentina.

Cruyff ganó el Balón de Oro en 3 ocasiones, en 1971, 1973 y 1974.

En 1985 inicia su carrera como entrenador en el Ajax rodeada, de nuevo, de escándalo ya que no poseía el carnet ni había hecho el cursillo obligatorio. Como entrenador impondría un sistema de juego eminentemente ofensivo que se caracterizaba por la continua posesión del balón gracias a una defensa de 3 hombres bastante adelantada y un centro del campo potente. Su máxima era que si tu equipo tiene la pelota, no la tiene el contrario. Como entrenador del equipo holandés ganó dos copas nacionales y una recopa.

En 1988 el Barça sufría una profunda crisis como el año en que Cruyff sería fichado como jugador. Los jugadores se habían rebelado contra el presidente del club, José Luis Núñez en el célebre «motín del Hesperia». Pero el astuto presidente, siempre con un as en la manga, fichó al idolatrado Johan Cruyff como entrenador y ganó la partida. Cruyff renovó la plantilla, se deshizo de los jugadores rebeldes y formó un equipo ya mítico denominado el “dream team” por el que desfilaron jugadores de nivel como Pep Guardiola, José Mari Bakero, Txiki Begiristain, Michael Laudrup, Hristo Stoichkov o Ronald Koeman.

Con este equipo Cruyff ganó 4 ligas nacionales (1991, 1992, 1993 y 1994), 3 supercopas de España (1991, 1992 y 1994), una copa del rey (1990), una recopa de Europa (1989), una supercopa de Europa (1992) y la ansiada primera Copa de Europa del Barça en 1992, en la final de Wembley contra la Sampdoria gracias a un gol de falta de Koeman en los últimos minutos de la prórroga.

Caricaturas de famosos: Johan Cruyff y Núñez en "Mortadelo"

Antigua caricatura digital de Johan Cruyff y José Luis Núñez para la revista “Mortadelo”

En los últimos tiempos de entrenador en el Barça renovó la plantilla otra vez. Llegaron Romario y más tarde Luis Figo y se subió al primer equipo a los canteranos Iván de la Peña, Albert Celades, los hermanos Óscar y Roger García y su hijo Jordi. Pero Cruyff nunca se llevó bien con Núñez y el vicepresidente Joan Gaspart y, aprovechando una nueva sequía de títulos, fue destituido en 1996. Esto ocasionaría una profunda brecha en el club, dividiendo a los aficionados en  “cruyffistas” y “nuñistas”. El futuro presidente y gran amigo de Cruyff, Joan Laporta, al frente del grupo opositor “el Elefant Blau”, promovió una moción de censura contra el presidente Núñez, algo insólito para la época. Cruyff la apoyó y también se mostró contrario a la corta y nefasta presidencia de Joan Gaspart.

En el club azulgrana dejó una profunda huella como entrenador y su estilo de juego se ha mantenido como seña de identidad del club, heredandola entrenadores como Rijkaard, Pep Guardiola y el actual Luis Enrique.

En 2009 se le nombra seleccionador de la selección de fútbol de Catalunya y en 2012 se jubila como entrenador. El Barça le nombra presidente honorífico del club en 2010 bajo em mandato de Joan laporta.

Cruyff sufrió un ataque al corazón en 1991 y decidió dejar de fumar, protagonizando también varias campañas publicitarias contra el consumo de tabaco. Entonces se aficionó a los Chupa Chups para paliar la ansiedad que le causaba la adicción al tabaco. Pero en 2015 se le diagnosticó un cáncer de pulmón que se lo ha llevado finalmente a la tumba el pasado 24 de marzo de 2016 a los 68 años de edad.

Johan Cruyff mostró también su cara más humana al presidir una fundación con su nombre para ayudar a niños discapacitados a través del deporte.

Los aficionados al deporte en general y al fútbol en particular le lloramos con nostalgia. Johan Cruyff fue genio y figura, sin duda alguna.

Enlaces:

Biografía

Homenaje en el Amsterdam Arena

Caricaturas de famosos futbolistas: Johan Cruyff

 

Los comentarios están cerrados.